Republicanas, en Can Sales

Republicanas, rehenes de guerra.

Matilde Landa, Aurora Picornell, Margalida Vila, las Rojas del Molinar, Francesca Llull, Francesca Sales… son algunas de las mujeres que sufrieron en las islas la represión indiscriminada de los falangistas.

Detrás de cada una de ellas, y de muchas más, se esconden historias escalofriantes. Como la de cinco enfermeras que se alistaron para ayudar a los heridos cuando estalló la Guerra Civil pero las acusaron de prostitutas y milicianas. Llegaron a la isla en agosto de 1936 con el desembarco del capitán Bayo. La reconquista republicana falló y las tropas reembarcaron en septiembre. Las cinco enfermeras quedaron en tierra. Pasaron un brutal calvario: fueron acusadas de prostitutas y milicianas, las exhibieron por distintos municipios, las violaron y, una vez violentadas sexualmente, las apuntaron con fusiles y las mataron.

La carabina también fue el destino de varias presas. El doctor en Historia de la UIB David Ginard explica que en Mallorca la participación de las mujeres republicanas fue “limitada”. Unas 30 féminas que formaron parte del bando republicano durante el golpe de julio de 1936 fueron encarceladas en la prisión provincial de Palma. En noviembre las trasladaron a la cárcel de Can Sales. Dos meses después, a cinco de ellas les dieron la libertad, una libertad que para los falangistas tenía como destino el fusil…

Fuente documental:
Diario de Mallorca

Fuente imagen:
ABC

Compartir:

Anterior

Siguiente