Dolores Valdés Fernández

Memorias de mi paso por las cárceles de España (1937-1943).

Juan Amador A. Vázquez

€16.65 solo por tiempo limitado
* Al comprar, acepta los Términos y condiciones

Dolores Valdés Fernández

Acerca de

Dolores Valdés Fernández, nació en Sobrovio, Valdecuna (Mieres) el 14 de noviembre de 1882 y falleció el 02 de febrero de 1967, hija de Isidoro Valdés y de Rosalía Fernández, nieta por línea paterna de Esteban Valdés y María García y por la materna de Manuel Fernández y de Pilar Valdés.

Casada según obra en el Registro Civil de Mieres, el día 15 de abril de 1901 con José Ramón Fernández, nacido el 01 de abril de 1879 y fallecido el 26 de Julio de 1921. De este matrimonio nacieron ocho hijos.

Dedicada a las labores del hogar, viuda a la edad de treinta y nueve años y como única fuente de sustento, una pequeña extensión de tierra a modo de huerto que poseía en el barrio de la Villa de Mieres, no fueron estos impedimentos para que Dolores construyese unas firmes convicciones políticas, una pasión insaciable por la lectura que le hizo adquirir una amplitud de variados conocimientos y un interés por la vida social que le llevo a participar activamente en la defensa de los derechos de la mujer.  Más >>

El Libro

Agradecimientos

A Adolfo Fernández Pérez, director de la Fundación José Barreiro (PSOE), por poner a mi alcance la importante información de sus archivos. A F. Javier Fdez. y Carlos Barros San José, por haberme iniciado en la pista sobre el pasado socialista de la protagonista. A Gustavo A. Salinas e Idelgar Valdés, por dedicar su tiempo, el primero, en el diseño y maquetación del presente trabajo y página web y a ella por mostrarme todo su apoyo y ser participe en el trascurrir de todo este tiempo. A Francisco Pérez Platas, por su asesoramiento jurídico y las largas conversaciones sobre la génesis de este trabajo. A Manuel Roces Ordiz (Manolo) párroco de Valdecuna-Mieres, quien me ayudo a elaborar un extenso árbol genealógico de mi familia. A Fernando Hernández Holgado y Mónica Calvo Ortiz, por sus respuestas y ayuda desinteresada. Y como no, a la directora del Archivo Histórico de Oviedo, María Concepción Paredes Naves, su archivero, Ángel Antonio Arguelles Crespo y Garazi Garayo Ellacuría, archivera del Archivo Histórico Provincial de Guipúzcoa, por servir tantas veces de luz y guía a quien deambulaba por la oscuridad.

A su protagonista Dolores, por su gran generosidad y esfuerzo al haber plasmado en estas libretas sus memorias, donde la ironía y la burla se hacen hueco para hacer aún más amena la lectura de sus sufrimientos. Gracias a mis abuelos Florentina y Amador, que día a día seguís en mis pensamientos y que tantas veces con enorme sufrimiento recordabais estos duros años vividos. A mi madre Ana María, por haber tenido la paciencia para convencerme después de tantos años, que darlas a conocer merecía mucho la pena. Y finalmente a mi mayor tesoro, mi hija Ángela, su joven tataranieta, por su ayuda prestada con toda la documentación reunida a lo largo de estos años, quien a pesar de su extrañeza e incomprensión por todo lo acontecido, a buen seguro sabrá tomar buena nota de la importancia de esas cualidades o valores que hacen grandes a las personas.

Capítulos

Páginas

Años

Este libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin el previo permiso escrito del autor. Todos los derechos reservados. Gracias por respetar las leyes del copyright.

El Autor

Licenciado en Psicología y aficionado como su bisabuela Dolores a la lectura y no tanto a la escritura, se enrola en esta dificultosa tarea, la de divulgar esta pequeña obra para evitar que quedase en los abismos del olvido. Son muchos los recuerdos de la infancia, en los que tantas veces mis abuelos recordaban los duros momentos vividos a consecuencia de una trágica guerra civil. 

Sirva pues este pequeño trabajo como homenaje a aquellas mujeres y hombres que, como la protagonista, sufrieron en silencio con la esperanza de poder ofrecernos un futuro mejor.

Las grandes almas sufren en silencio.
Friedrich Schiller

Dolores Valdés

in memoriam

“Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas”

Víctor Hugo

Dolores Valdés Fernández

Suscríbase a nuestra Newsletter para estar al día de las novedades relacionadas con la obra, nuevos artículos, noticias, etc.

9 + 6 =