La prostitución en la posguerra, una realidad

La prostitución en la posguerra, una realidad.

Tras la guerra civil el país se encontró exhausto. La pobreza recorría las calles y la desesperación obligaba a realizar todo lo que fuese necesario para sobrevivir.

Así es como muchas mujeres llegaron a emplear la prostitución como un medio de escape. No se dieron a la prostitución profesionalmente hablando, sino que eran mujeres pobres que recurrían a ella de manera ocasional y por necesidad, según cuenta la historia. Por aquel entonces, prostituirse era legal. Así lo remarca F. Javier Bandrés en un reciente estudio publicado junto a Eva Zübieta y Rafael Llavona. Aunque la República había abolido su práctica reglamentada en 1935, las autoridades franquistas anularon el decreto en 1941. Esto supuso una reavivación de las prácticas sexuales regladas, generalmente controladas en los prostíbulos y por la policía del régimen.

Fuente documental:
Hipertextual

Fuente imagen:
Higinia

Compartir:

Anterior

Siguiente