Ondarreta, La Cárcel del salitre

Ondarreta.

Existió un establecimiento penitenciario en un lugar indeterminado de los arenales que rodeaban la ciudad. Recientemente se han cumplido 117 años desde la apertura de la cárcel de Ondarreta

Hubo otro al pie de Urgull, en el antiguo colegio de los jesuitas, tras la expulsión de la Compañía de Jesús. «Pero los presos estorbaban, aún estando en la cárcel -escribió Félix Elejalde-. Se pensó en alejarlos del centro de la ciudad. Llevándolos a una cárcel modelo en el extremo Nordeste, frente a la playa de Ondarreta».

El 31 de marzo de 1890 fueron trasladados los presos que se encontraban en el antiguo colegio de jesuitas a este edificio cuya fachada recordaba ligeramente a la del edificio de la Tabacalera, levantado en la misma época.

Por aquella cárcel pasarían cientos de personas, del nacionalista José Ariztimuño Aitzol al socialista Ramón Rubial. Dentro de aquellos muros en los que penetraba el olor a salitre se vivieron historias terribles, especialmente en la Guerra Civil, pero también hubo tiempo para una vida cotidiana que en las cárceles suele adquirir un ritmo lento.

Fuente documental:
Diario Vasco

Fuente imagen:
Diario Vasco

Compartir:

Anterior

Siguiente